Cómo leer una radiografía de abdomen

En este artículo vas a encontrar las bases para leer una radiografía de abdomen. Revisamos la anatomía radiológica del tórax y establecemos un sistema de lectura basado en una mnemotecnia, para no olvidarte de nada.

Introducción

Antes de la llegada de la TC , la radiografía de abdomen era el primer paso en el algoritmo diagnóstico para investigar la patología gastrointestinal y a menudo permitía la evaluación indirecta de otras vísceras abdominales.

Sin embargo, tiene un bajo rendimiento diagnóstico (alrededor del 10%), y, por lo general, es necesario indicar otras técnicas de imagen para arribar al diagnóstico.  

Una adecuada orientación clínica y analítica, seguida de ecografía y TC cuando esta sea negativa, constituye hoy la mejor pauta de manejo de la patología abdominal urgente.

 Actualmente, se recomienda indicar una radiografía de abdomen sólo en el caso de sospecha de algunas patologías específicas:

  • Perforación u oclusión intestinal,
  • Ingestión de cuerpo extraño
  • Dolor abdominal moderado o grave inespecífico
  • Seguimiento de litiasis de la vía urinaria.

Sistema de lectura

Para interpretar la radiografía de abdomen es importante (como en todo examen de imágenes) establecer un sistema de lectura. No hay una metodología única establecida, pero te conviene seguir un orden para describir todos los puntos importantes que debes evaluar y no olvidarte de nada. 

Debajo de este párrafo te comparto una regla mnemotécnica que podrás recordar fácilmente. Aunque está adaptada del idioma inglés, es muy corta, sólo necesitas recordar cuatro palabras, así que seguramente no tendrás ningún problema para recordarla.

Mi consejo es que sigas esta lista cada vez que evalúas una radiografía de abdomen, hasta que la serie de pasos letra por letra se haga automática. De esta forma, ahorrarás un tiempo valioso en la urgencia, y evitarás cometer errores por omisión. 

ABDO-X

A. Air – where it should and shouldn’t be. / Aire (dónde debería y no debería estar)

B. Bowell – position, size and wall thickness. / Intestino: posición, tamaño y espesor de la pared. 

D. Dense structures, calcification and bones. / Estructuras densas (radiopacas), calcificaciones y huesos. 

O. Organs and Soft Tissues / Órganos y partes blandas 

X. eXternal Objects and Artifacts / Objetos y dispositivos extrínsecos.

Veamos cada uno de los ítems con más detalle.

A. AIR – where it should and shouldn’t be / AIRE, dónde debería y no debería estar

En la radiografía de abdomen el aire debería verse exclusivamente dentro del tubo digestivo. Además, el aire en el tubo digestivo de un paciente normal muestra una distribución característica, que en radiología se informa como “patrón intestinal”. En un paciente normal el aire en el abdomen se puede ver:

  • Arriba a la izquierda, por debajo de la cúpula diafragmática, el techo del estómago.
  • En la zona central, periumbilical, el intestino delgado.
  • En la periferia (derecha, superior e izquierda) el colon.
  • En el ciego, que ocupa la fosa iliaca derecha, y en el sigma, en la fosa ilíaca  izquierda.

La presencia de aire en las regiones del abdomen donde normalmente no tiene que haber aire, es un signo de una condición patológica aguda e importante.

El aire libre en la cavidad peritoneal se denomina neumoperitoneo. Es importante señalar aquí que la causa más frecuente de neumoperitoneo es una cirugía abdominal reciente. Sí no existe una cirugía previa, la primera patología a descartar es la perforación de una víscera hueca. Otra causa, menos frecuente, es la producción de gas por gérmenes anaerobios en pacientes diabéticos o inmunocomprometidos. 

En cuanto al diagnóstico radiológico, la radiografía de tórax PA, con el paciente de pie, es más sensible que la radiografía de abdomen para detectar pequeñas cantidades de aire intraabdominal. Por eso, suele estar incluida en la serie radiológica para abdomen agudo.

En la radiografía de abdomen en decúbito supino pueden aparecer otros signos de neumoperitoneo. El signo de Rigler es la presencia de aire dentro y fuera del intestino que dibuja la pared de la víscera como una línea blanca delgada y bien definida. 

El aire dispuesto anteriormente a nivel de la cúpula del diafragma en el paciente en decúbito supino hace que el hígado se vea menos denso. Ocasionalmente se puede ver el ligamento falciforme rodeado de aire.

El signo de la pelota de rugby se observa en niños con un neumoperitoneo importante, donde el aire delimita la forma oval de la cavidad peritoneal. 

B. BOWELL – position, size and wall thickness. / INTESTINO: posición, tamaño y espesor de la pared.

El estómago, el intestino delgado y el intestino grueso presentan características propias que permiten identificarlos  en la radiografía de abdomen y diferenciarlos entre sí. 

- Posición

Por lo general, el estómago tiene paredes gruesas y se localiza en el cuadrante superior izquierdo del abdomen. Si el paciente está internado, es probable que encuentres en está región la imagen metálica que representa el extremo distal de una sonda nasogástrica. 

Las asas de intestino delgado se disponen principalmente en el centro del abdomen. Suelen contener un pequeño volumen de aire, y algunos niveles hidroaéreos (no más de 3). En el yeyuno, las válvulas conniventes se ven como pliegues que recorren todo el diámetro de la luz del asa. En la radiografía de abdomen configura la imagen de “pilas de monedas”, signo radiológico frecuente en los pacientes con cuadro de oclusión o suboclusión intestinal.

El colon se localiza en la periferia, es lo que describimos como “marco colónico”. Normalmente en el colon encontrarás cantidades variables de aire y contenido propio, con su aspecto moteado característico. En el colon, la imagen característica es la de las haustras. En este caso, los pliegues de la mucosa se extienden ocupando sólo parte de la luz, lo que te permitirá diferenciarlas de las válvulas conniventes del intestino delgado.

- Tamaño

Tratándose de vísceras huecas, no hablaremos de tamaño, sino de diámetro, que es lo que vamos a evaluar en la radiografía de abdomen, siendo ésta una imagen bidimensional.

Para determinar sí el calibre del intestino es normal o patológico, puedes usar “la regla del 3-6-9”. En términos generales, podemos decir que el diámetro máximo para los distintos segmentos del intestino son: 

  •  3 cm en el delgado,
  •  6 cm en el colon y
  •  9 cm en el ciego y el sigma. 

Un diámetro mayor es signo de dilatación de asas intestinales, y puede ser un signo de íleo intestinal.

- Espesor de la pared

Otro signo radiológico de patología es el engrosamiento de las paredes del intestino. El “signo de la huella digital” describe al aspecto festoneado de la pared del colon engrosada por edema intramural. Se puede ver en la radiografía de abdomen en pacientes con colitis infecciosa, inflamatoria o isquémica.

D . Dense structures, calcification and bones / Estructuras densas (radiopacas), calcificaciones y huesos

Asegúrate de evaluar todas las estructuras óseas buscando otras causas probables de dolor abdominal como espondilodiscitis, metástasis óseas, etc.  Evalúa en cada segmento óseo: la cortical ósea, la densidad, el patrón trabecular, la presencia de lisis o esclerosis focales o generalizadas.

Hay una gran variedad de imágenes de densidad cálcica que pueden aparecer en la radiografía de abdomen. Pueden proporcionar una pista sobre la causa de los síntomas y signos del paciente o incluso confirmar tu sospecha diagnóstica.  Aquí te enumero las más frecuentes.  

O . Organs and Soft Tissues – Órganos sólidos y partes blandas

En la radiografía de abdomen, se puede identificar el contorno de los órganos sólidos cuando están rodeados por la grasa intraabdominal, que tiene una menor densidad (se ve más oscura) que la del agua.

Busca el contorno del hígado y el bazo, en el cuadrante superior derecho e izquierdo respectivamente.  En un paciente con hepatomegalia el borde inferior del lóbulo derecho del hígado se extiende caudalmente más allá del polo inferior del riñón derecho.  

Los músculos psoas se ven como triángulos alargados y simétricos a ambos lados de la columna lumbar, más estrechos en la transición toraco abdominal, más anchos en la cavidad pelviana.  El contorno del músculo aparece bien definido, continuo y liso en ausencia de patologías.

Los riñones se ubican por fuera de los músculos psoas. A veces sólo se logra identificar su polo inferior, el resto queda oculto por la suma de densidades de los órganos vecinos.

También debes evaluar con cuidado,  los tejidos blandos que se encuentran fuera de la cavidad abdominal, como las bases pulmonares (consolidación) y las regiones inguinales (hernias), porque pueden presentar hallazgos anormales que podrían ser causa de síntomas abdominales.

X. eXternal Objects and Artifacts / Objetos y dispositivos extrínsecos

En una radiografía de abdomen se pueden ver numerosos tipos diferentes de cuerpos extraños y dispositivos médicos. Para identificarlos, busca específicamente densidades anormales y procura determinar qué representan. 

Cuando hayas identificado un cuerpo extraño, correlaciona el hallazgo radiológico con los datos en la orden médica o en la historia clínica del paciente, para confirmar su origen. Intenta localizar el objeto con mayor precisión, fundamentalmente, si se encuentra dentro o fuera de la cavidad abdominal. 

Lo primero que debes identificar en la radiografía de abdomen son los catéteres y tubos de drenaje. Revisa la historia clínica del paciente para establecer el tipo de dispositivo y si está correctamente posicionado. Te dejo aquí una lista de los dispositivos médicos más frecuentes:

En un paciente con antecedentes de cirugía del abdomen, es frecuente la presencia de objetos vinculados a la intervención. Las imágenes son características y fáciles de identificar en la radiografía. Aquí tienes una lista de los más frecuentes.  

Por último, con cierta frecuencia, se observan densidades vinculadas a la ropa y la joyería que lleva el paciente. Se reconocen con facilidad y estos son algunos ejemplos son: 

Para recordar

1.La radiografía de abdomen tiene indicaciones precisas, entre ellas, la sospecha de perforación de víscera hueca, la oclusión intestinal, la ingestión de un cuerpo extraño.

2. Recuerda siempre revisar los datos de filiación del paciente y valorar la técnica radiológica antes de evaluar el examen.

3. Usa una sistemática de lectura. Puedes aplicar la regla del ABDO-X:

  • A. Air – where it should and shouldn’t be. / Aire (dónde debería y no debería estar)
  • B. Bowell – position, size and wall thickness. / Intestino: posición, tamaño y espesor de la pared.
  • D. Dense structures, calcification and bones. / Estructuras densas (radiopacas), calcificaciones y huesos.
  • O. Organs and Soft Tissues / Órganos y partes blandas 
  • X. eXternal Objects and Artifacts / Objetos y dispositivos extrínsecos.

Video relacionado

  1. Delgado Moraleda y cols. (2018). RADIOGRAFÍA SIMPLE DE ABDOMEN: QUÉ INFORMACIÓN APORTA RADIÓLOGO. Seram. Recuperado a partir de https://piper.espacio-seram.com/index.php/seram/article/view/2443
  2. Shah V, Bell D, Haouimi A, et al. Abdominal x-ray review: ABDO X. Reference article, Radiopaedia.org  https://doi.org/10.53347/rID-56824

Casos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio